Posteado por: Pedro Pablo Moral | 9 noviembre 2009

Pagar por jugar en 3ª categoria (I)

Parece que en algunos círculos la posibilidad de esta vía de financiación ha levantando cierto malestar. Desconozco si se cuestiona la representatividad de los asistentes o de si, simplemente, se cuestionan los efectos de la medida. Ahora bien, si lo que se pone en duda es la bondad de los posibles efectos, podemos hacer un pequeño análisis.

Partimos de la realidad de que el número de concursos desciende de manera alarmante. La subvención de 600 euros se ha quedado corta. Por lo que en términos reales, los premios han descendido y lo poco que podía quedarle a la peña organizadora se ha esfumado. Si a esto le unimos que el tiempo es un bien cada vez mas escaso y valioso y que hay que aguantar tres semanas en la bolera, el escenario no es nada propicio para la realización de concursos. Resumiendo la situación: beneficios nulos, premios devaluados y excesiva duración. Todo esto en cuanto al entorno específico de la tercera categoría.

En cuanto el entorno general: reducción de licencias, caida de la actividad bolística y crisis económica no convierten, precisamente, a los bolos en herramienta publicitaria rentable. Las empresas reducen la cuantía destinada a patrocinios y estos, ademas, son mas selectivos. Salvo escasas motivaciones personales, económicamente hablando, el proyecto de patrocinio de cualquier tema relacionado con los bolos ocupará los últimos lugares en cualquier análisis de rentabilidad. Principalmente por la escasa repercusión mediática y por el reducido número de personas que lo componen. Todo ello a pesar de cubrir casi todo el espectro de edades y géneros.

Despues de analizar los entornos general y específico, conviene hacer un poco de memoria. Afortunadamente cuento con mi particular abuelo cebolleta, que me ha contado que esto de pagar por jugar no es nuevo. Que ya se decidió llevar a cabo a través de un movimiento de los propios jugadores de bolo palma hace muchos años, depositando el dinero en la federación y facilitando esta a las organizaciones una relación de aquellos que habían pagado. Además de contemplaba la posibilidad de que aquel que deseara jugar un concurso concreto lo pudiera hacer abonando la cantidad estipulada en la misma bolera. La medida salió adelante y aumentó el número de concursos, pasando despues al patrocinio de las Federaciones. Una vez que conocemos la situación y los precedentes, la medida parece ser de las pocas soluciones viables.

Otra posibilidad sería la financiación directa por parte de la Federación Española de esos concursos. Pero, dado que el presupuesto no dá para mas y que ya hemos comprobado que la cantidad de 600 euros no supone ningún aliciente para las organizaciones al tener que destinarse integramente esa cantidad a premios, hay que ir un paso mas allá para conseguir un Circuito Nacional digno para las categorías inferiores.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: